top of page

¿Para qué necesito buenas fotografías en mi perfil profesional y qué debo saber para una sesión?


Primero de todo decir que una buena fotografía en tu perfil te puede emplazar como protagonista de tu propia marca. ¿No es verdad que hoy queremos ser más populares? ¿Y no es menos verdad que queremos que nuestros perfiles se vean y tengan la aprobación de los que los visitan? ¿Quieres que la imagen que recuerden de tí sea una mal recortada de la fotografía de grupo que te hiciste en vacaciones en modo selfie?


En el caso de artistas, empresarios o porfesionales, una fotografía de primer plano es la primera impresión que tendrán tus clientes o futuros clientes. Lejos de ser una fotografía para las redes sociales, un primer plano puede hacer crecer tu credibilidad y posicionarte a otro nivel respecto a tus posibles competidores. Es una fotografía optimizada para tu curriculum, tu ficha en el "roster" de tu agente artístico, tus redes profesionales, tu página Web de empresa o la ficha de trabajo.


¿Y qué es eso de la fotografía de primer plano o "headshot"?

Un primer plano es un tamaño de la fotografía en la que vemos el rostro del sujeto y cortamos el cuadro más o menos por su clavícula o a la altura del pecho, viendo sus hombros y la cabeza. Los ojos suelen coincidir con la línea del tercio superior de la fotografía. Es una fotografía de mucho impacto ya que vemos la expresión del sujeto y su estado anímico con total claridad, así como sus líneas de expresión y características de sus facciones. Es como estar a una distancia íntima del sujeto y nos da una sensación de confianza o cualquiera emoción que queramos expresar.




¿Para quien es un retrato de primer plano?

Como hemos dicho para profesionales, empresarios y artistas, creadores, ... para todas aquellas personas y profesionales que quieran visibilidad o una imagen de marca.


Ese retrato irá a tu página Web, a herramientas de marketing en las redes sociales, a perfiles y fichas para castings, o incluso a la pared más significativa de tu despacho.



¿Es importante este tipo de fotografías para mi perfil de LINKEDIN?

Quien vaya a contactarte a través de Linkedin va a ver si tienes una preocupación por tu imagen pública o simplemente has recortado tu imagen de una foto de grupo o te has hecho un selfie en vacaciones. Las empresas hacen una invesigación muy profunda y seria cuando reclutan nuevos empleados o cuando deben contratar un servicio a otra empresa.

Como se presenta uno hoy en día ha crecido en importancia a través de las redes sociales.

Es tu tarjeta de visita en el mundo de hoy así que la respuesta es sí, sí que necesito hacerme este tipo de fotos para mi perfil profesional, es una decisión determinante en tu carrera profesional.


¿Sobre fondo blanco, sobre color o "enviromental"?

Sobre fondo blanco o gris es importante para fotos de curriculum, fichas de agencias de artistas y fotografías de perfiles sociales y profesionales. Pero si el fondo está debidamente desenfocado o el color o la textura no compite en importancia con el sujeto podemos trabajar sobre otro tipo de fondos. A veces en la fotografía corporativa recurrimos a la fotografía hecha en el lugar de trabajo o despacho profesional, pero siempre en una actitud de complemento o acompañamiento del personaje. Sin embargo en una fotografía de actor o actriz no puede haber nada peor que un fondo compitiendo con el personaje y el que ve la fotografía preguntándose dónde habrá sido hecha.


Pero más importante aún que el fondo es la luz y la fotogenia. ¿Cual será mi mejor lado? seguro que te preguntas. No te preocupes. El fotografo tendrá en cuenta tres ejes: el de la cámara, el de la luz y el de tu mirada. Y observará tu rostro y tu mirada buscando tu mejor Yo.


¿Debo estar serio o debo sonreir? ¿Cómo debo posar? No sé posar. No quedo bien.

La respuesta es que ni debes sonreir ni debes estar serio, pero al mismo tiempo debe ser una mezcla de ambas actitudes. Sin embargo no es tan complicado como suena. Debe ser una mezcla de confianza y cercanía. Nunca una sonrisa falsa. Si en la fotografía se te ve con control, las personas que vean tu imagen sabrán que pueden confiar en tí. Un buen fotógrafo sabrá como sacar esas expesiones genuinas  que te representen.





También te ayudará a buscar tu mejor cara, tu mejor pose, incluso aunque nunca hayas estado ante una cámara antes. Debes sentirte sin estress en buenas manos. La mirada es lo más importante y es lo que mantiene la emoción. Si eres actor o actriz seguro que tu control postural es genial. Si eres modelo cuidado con ir demasiado lejos con las poses y sobre todo con las manos cerca de la cara ya que suelen competir demasiado. Si no has posado nunca, relájate, respira y déjate guiar con la postura de hombros, brazos, manos y con la mirada. Seguro que el fotógrafo o fotógrafa te dará conversación para que estés en un estado de mayor relajación.


¿Cuantas fotografías necesito y cuánto dura la sesión?

Probablemente con dos fotografías con poses diferentes o ropa diferente tendrás suficiente, pero se pueden preparar sesiones con varios cambios de ropa. Las sesiones pueden durar entre media hora y tres horas dependiendo de lo que se quiera y de cuales sean las necesidades. También hay que reservar cierto tiempo para el maquillaje.


El buen fotógrafo/a te va a dedicar su tiempo y no va a mirar el reloj para que no exista estrés en la sesión. ¡Imagina que ocurriría si quedan cinco minutos de una sesión y aún no crees tener lo que necesitas!! ¡Eso no puede ocurrir! El fotógrafo quiere sentirse orgulloso de su trabajo. También es importante destacar que un buen fotógrafo/a de perfil profesional y fotografía corporativa debe ser consciente de que eres una persona ocupada que dispone de poco tiempo, así que debe también adaptarse y si está en tus oficinas, preparar todo y probar la fotografía antes de tu llegada.


¿Una sola fotografía puede representar todos mi personajes potenciales?

Si eres actor es muy posible que te preguntes como una sola fotografía puede representar tantos personajes que quisieras hacer ver. Bueno, ese es un buen reto para una fotografía de retrato profesional, capturar tus emociones más sutiles en una sola fotografía.


Porque de hecho lxs directorxs de casting no tienen tiempo para ver múltiples fotografías con tus múltiples personajes, así que tu fotografía debe capturar su atención en el primer vistazo. A veces solo tienes una oportunidad y especialmente cuando comienzas esa fotografía puede marcar el inicio de tu carrera. Lxs directoxs de casting van a ver de un vistazo tu rango de edad, estatus social, atractivo, rol, y aspectos de tu personalidad que se filtren desde tus rasgos en esa fotografía. Así que tampoco debe ser un falso anuncio de uno mismo que altere factores decisivos y que no sea una representación natural que traiciones luego en una posible entrevista en persona. Tu retrato debe ser una imagen de tí como alguien único. También debe ser un arepresentación de tu yo "medio". De un día cualquiera que puedas entrar por la puerta de un agente, y no necesariamente el día que te sientes mejor o el día que vas más arreglado. El maquillaje natural es lo mejor, como si no llevaras maquillaje, pero también debes cuidar tu piel (eso a diario) para no necesitar retoques añadidos. Ya habrá otra ocasión para estar glamourosa o para salir en la noche. Lo mismo con los complementos o la joyería. No deben distraer el foco de atención. No es el momento de anunciar pendientes, pulseras o brazaletes.


¿Que ropa debo llevar?

Sobre la ropa y el color, ocurre lo mismo en el caso de actores o actrices. La simplicidad es la clave. El foco debe ser tu rostro. Nada debe competir. Primero los colores neutros. Procura no llevar blanco, aunque confiere valores de puerza espiritual; tampoco negro, aunque el negro confiere valores de sabiduría, elegancia y da mucha profundidad; grises en ropa básica están bien como alternativa al negro. Busca colores que sepas que complementan el color de tus ojos o de tu piel. Usa la rueda de color. Piensa siempre en colores complementarios que generen tensión entre ellos y hagan destacar tu piel o tus ojos. Usa el rojo con cautela porque tiene mucha personalidad, aunque a la vez es muy pregnante para la atención. El azul es versátil y poco saturado como los índigos puede resultar perfecto. El rosa es más un color de inocencia o quizás juventud . Y más si es rosa palo. Colores tierra pueden funcionar dependiendo del fondo. Amarillo o naranja son muy energéticos y tienen mucha fuerza y personalidad. Quizás demasiada. En la fotografía comercial los colores vibrantes y las mezclas irían mejor, pero quizás aqui hay que llevar un perfil más bajo en los tonos.


Camisetas o chaquetas dependiendo del tipo de fotografía. También va a depender de si la sesión es en estudio o en exteriores ya que hay que vestir de acuerdo a esa localización. Eso sí, lleva la ropa planchada a tu sesión. Sé consciente de qué te sienta mejor. Seguro que lo sabes. Prepara la sesión con tu fotógrafo y busca acercarte al rol al que aspiras con esa fotografía o busca un look neutro que mejor te defina.


Puedes mirar libros sobre el color como los referenciados al final.


Yo ya tengo fotografías, ¿cada cuánto debo hacerme fotografías nuevas?

Pues dada la importancia de la que hemos hablado al menos cada año o cada vez que cambies de look. Si te cortas el pelo, toca hacer fotografías. Si te dejas barba o te la quitas, toca hacer fotografáis nuevas. O incluso si ganas o pierdes peso. Piensa que a lo mejor no te estén llamando porque tus fotos ya no son como tú. Y si eres preadolescente o muy joven, es obvio que cada menos tiempo.


Así que dicho todo ésto, una mala foto de perfil sería aquella que no se parezca a tí.


¿Cuánto me puede costar y qué debo pedir?

Esa toma de fotografías lleva aparejada una sesión de maquillaje y retoque de peluquería, asesoramiento previo, algún retoque digital y generalmente estudio (Aunque es posible hacer fotografía de primer plano sobre fondo blanco en casi cualquier lugar con las herramientas y conocimiento adecuado).. Y por supuesto un equipo fotográfico adecuado con la resolución, profundidad de color y lentes óptimas para el trabajo. Todo ello junto con el caché y experiencia del fotógrafo se debe ver reflejado en el precio.



Pregunta siempre cuanto tiempo es la sesión, si puedes tener varios cambios o fondos, si puedes estar sin estresarte con el tiempo y el resultado, si hay una revisión conjuntamente con el fotógrafo para seleccionar las mejores fotografías.


También debes preguntar cuantas fotografías digitales están incluídas con la sesión, con qué derechos de uso, en qué resolución y cuánto cuesta cada fotografía adicional . Cuándo tendrás las fotografías y por qué medio de entrega. Y si requieres que el fotógrafo se desplace con su equipo a tu lugar de trabajo házselo saber, así como el número de personas a fotografiar en ese lugar.


El fotógrafo no debe entregarte los archivos originales ya que a él le pertenece el copyright de la fotografía aunque los derechos de imagen sean tuyos. La resolución del archivo que se entrega se debe pactar y generalmente se entrega un archivo en jpg, editado, en diferentes recortes de cuadro para diferentes usos: rectangular 4x5 vertical y horizontal (aunque vertical encaja mejor en las fichas de casting), 5x7, cuadrado 1x1. El fotógrafo sabe mejor que tú como recortar una fotografía, déjate aconsejar. Y también se debe entregar en color y blanco y negro.


Las fotografías adicionales fuera de un paquete de oferta se pagan aparte y también las fotografías impresas. El fotógrafo sabe mejor que nadie como calibrar para esas impresiones y qué papeles usar haciéndote entrega del mejor material posible para exhibición y para que resista el paso del tiempo. Pregunta por esos formatos impresos.


¿Y necesito las fotografías en digital o también impresas?

Primero te recomiendo la lectura de nuestra entrada del blog: "Deja una buena impresión".

Y aunque hoy todo lo hacemos online y como artista tu ficha digital tendrá esa fotografía como cabecera, en algunos casos aún puedes acercarte a un casting con tu fotografía o porfolio de fotografías tipo lookbook y ojearlo con tu agente o director de casting.


También una serie de fotografías impresas pueden presidir el despacho de tu oficina para que tu equipo directivo esté expuesto a las visitas. O bien simplemente te gusta mostrar un buen recuerdo impreso de tí como artista en un lugar preferente.


Resumiendo,

Debes preguntar al fotógrafo por su porfolio, por su caché, por lo que está incluído en la sesión, si la sesión es en estudio, en exteriores o si puede ser en tu propio espacio, cuantos looks puedes tener, cual es la duración de la sesión y si puede asesorarte con la preparación y la ropa a llevar.


Recuerda que por todo lo que hemos dicho merece la pena que inviertas en tus fotografías de perfil profesional. Aunque hoy los precios tienen unos rangos muy variados, desconfía de las gangas y la excasa experiencia de algunos profesionales. Confía en quienes puedan enseñarte un porfolio en el que veas cierta homogeneidad ya que eso garantiza que esas fotografías que te gustan pueden repetirse contigo. Pulsar el botón es un porcentaje muy pequeño del proceso fotográfico. Es importante ver todo lo que lleva ese proceso aparejado y sobre todo que vas a ponerte en manos del criterio de un fotógrafo que te va a dirigir y juntos vis a crear tu imagen de marca.


 

Referencias sobre el color:

  • Color, la guia más completa. Tom Fraser y Adam banks. Evergreen / Taschen , 2004

  • Color and und et Communication, JEan-Paul Favre y André November. ABC Edition, Zurich , 1979

Y sobre todo la magnífica guía sobre las diferentes combinaciones y su significado

  • A book of colors, compiled by Shigenobu Kobayashi. Kodansha International, JApan, 1984


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page